Blog

Gestiona el almacén de tu óptica en minutos con GIO Web

En: Gio Web

La buena gestión de un almacén de óptica, requiere un control exhaustivo del stock y una alta trazabilidad de los productos.

El almacén de una óptica guarda miles de referencias distintas, desde monturas para gafas graduadas, modelos de gafas de deporte, consumibles, etc. Por ello es tan importante mantener un control preciso, que muestre de forma completamente actualizada qué productos han salido del almacén, cuáles permanecen en él y cuáles corresponden a un pedido en curso.

Con un programa para ópticas como GIO Web, podrás controlar tus miles de productos concentrados en tu almacén, pero además, podrás reducir drásticamente el tiempo empleado en realizar tu inventario.

La tecnología RFID, un sistema de etiquetas que se controlan por radiofrecuencia, lo hace posible. ¿Cómo? A través de la lectura simultánea de más de 100 referencias por minuto, sin necesidad de sacar de forma individual cada producto y ponerlo delante de un lector.

Podrás leer hasta 1000 referencias en apenas 5 minutos. Esto supone una reducción del tiempo de inventariado en un 80% del tiempo, e incluso más.

La radiofrecuencia detecta las etiquetas en la distancia, sin necesidad de acercarlas al lector, sin tener que sacarlas de una caja o un cajón. Simplemente, deberás activar el lector, y orientarlo hacia los diferentes puntos del almacén.

El dispositivo de lectura recupera la información y la envía a GIO Web, donde es contabilizada y registrada.

 

Una inversión orientada al crecimiento

Es innegable, que la inclusión de la tecnología RFID requiere inversión por parte de la empresa. Sin embargo, la recuperación de esta inversión se alcanza muy rápidamente, al reducirse el número de horas extra y la reorientación del tiempo dedicado a esta tarea hacia otras más productivas.

 

Acompañamiento en la integración de la nueva metodología

El equipo de Deipe, facilita la integración de esta tecnología con un seguimiento preciso y, opcionalmente, en persona. Nuestro personal se desplaza a las tiendas con el material necesario, hace el primer inventario junto al personal de la óptica como parte de la formación práctica e in situ.

De esta forma, se reduce la curva de aprendizaje y se suaviza el impacto por el cambio de tecnología.

Además, nuestro servicio técnico estará disponible para resolver cualquier duda o incidente que surja, de forma telemática una vez que la óptica se encuentra en pleno uso del RFID.

Desde Deipe, te recomendamos que estudies con detenimiento los beneficios de implantar esta metodología, especialmente si cuentas con un almacén que alberga miles de referencias y su gestión se hace engorrosa en el día a día.

DEMO GIO Web

 

Escrito por: Deipe

    Buscar

    Categorías

    Ver todas